24/05/2022

Diez mil horas de vuelo

Si esperas a que Dios divida el río Jordán para que no te mojes los pies, vas a estar esperando el resto de tu vida. No le pidas a Dios que haga, lo que te corresponde hacer. Da el primer paso. Sé parte de la solución. Pon la escalera en la pared correcta. Recuerda: “Si lo construyes, Él vendrá”. Encuentra tu Calcuta en la vida, y cuando lo encuentres, dedícale al menos unas 10 mil horas de vuelo hasta hacerte un experto en ayudar, amar y dar. Hazlo una y otra vez, como si fuera el último día de tu vida.

--- Support this podcast: https://anchor.fm/dante-gebel/support